October 12, 2012

Si alguien en el universo...

Si alguien en el universo puede tener acceso a la red de información más grande de este planeta y puede entender lo que escribo, les advierto que no deben venir a este planeta, por favor.

Vivo en un mundo en decadencia
Vivo en una zona empobrecida
Vivo en una región que está colapsando

En este mundo los sistemas político, económico y alimentario, entre otros, están colapsando.

Aquí las autoridades, asaltan a los civiles. Si no les das más dinero del que les pagas a través de impuestos, simplemente no hacen su trabajo.

Hay movimientos sociales revolucionarios que quieren cambiar el podrido sistema, pero nadie los escucha sino ellos mismos. Arriesgan la vida obteniendo casi nulos resultados. A veces parece que es preferible ser revolucionario desde casa, apoyar los movimientos nada más de palabra pues, aquellos en contra de los que se levantan, tienen el dinero, armamento y poder suficiente para callarlos o simplemente desaparecerlos. Cuando te das cuenta que has arriesgado la vida y nadie te escucha, nadie te ve y a nadie le importa, llegas a creer que no vale la pena ser un revolucionario.

Parece que no hay muchas alternativas para obtener un trabajo digno. A muchos les conviene ser un obrero-asalariado-cómodo más, cuya vida es tan triste que espera ansiosamente el día de pago para gastar sus míseras monedas en productos que vive deseando y que tiene que comprar a la corporación para la que trabaja. Su vida es tan deprimente que sólo puede aprovechar el trayecto de su trabajo a su casa para estar con la persona que dice que quiere.

Hay quien se arriesga a tener su propio negocio. Aunque muchos prosperan, lamentablemente son pocos los negocios que aportan algo a la comunidad.

Muchos de esos obreros asalariados, llámense jefes de departamento, director o director general, viven frustrados y hundidos en una terrible depresión porque no son tan ricos como desean, porque no tienen el reproductor de canciones de última moda; porque no tienen la casa que desean; porque no tienen el puesto que envidian; porque no han hecho el viaje de vacaciones que le dará estatus social; porque no tienen la pareja que veneran; porque no tienen el teléfono celular inteligente que les espía, envía su información privada a la corporación de la que salió y no pueden controlar del todo.
El gran sueño guajiro que tengo para la región en la que vivo, es que cada habitante estudie temas básicos; que cada habitante estudie lo que les gusta; que cada habitante estudie lo que les apasiona; que cada habitante eduque a sus descendientes con profunda pasión. Siento que de esa manera saldrían de la profunda depresión en la que viven y sueñan; de esa manera todos harían cosas que aporten algo a la sociedad y no sería tarea exclusiva de las universidades; de esa manera todos serían felices y actuarían en beneficio del resto de los habitantes. Tengo otros sueños pero no puedo extenderme.
En el mundo que vivo tenemos varios sistemas de control, a saber: miedo en masa, religión, televisión, radio, productos que convierten en necesarios. Dependemos de grandes corporaciones controladoras. Nos dan soluciones gratuitas a nuestras necesidades de comunicación, búsqueda de información, etc. No piden nada a cambio sino datos, información privada y la capacidad de espiarnos.

En este planeta las historias de ficción hablan de seres de otros planetas. Parece ficción que el grupo de poder de alguna región cometa las peores canalladas, sea corrupto, elija al siguiente gobernante sin importar la opinión del pueblo, omita al pueblo insurrecto, ignore la voz de los que no van en la misma dirección que sus intereses o desaparezca a quien le incomode. Parece ficción que los gobernantes no se ocupan de su trabajo: ver por el pueblo que tienen a su cargo. Parece ficción que los gobernantes ensalzan obras básicas para el pueblo y que califican como máximas y cuya administración fue pésima y llena costos "inflados", sin omitir que el pueblo pagó dichas obras. Muchas irregularidades, negligencias y atrocidades parecen ficción pero las vivimos a cada día. Y no hablaré de cómo se disfraza cada una.

Parece ficción que los habitantes de esta región saben de todo lo que les estoy advirtiendo y no hacen nada para mejorar su vida pues les resulta muy cómoda su deplorable posición. Parece ficción que aquellos que se arriesgan y hacen algo para cambiar no son tomados en cuenta.

Todo está colapsando, todo se desmorona y no tarda en irse a un gran hoyo del que no sé cómo saldremos. No sé cómo va a terminar todo. No sé ni siquiera hacia dónde huir.

Repito: no vengan, por favor.

8 comments:

Arkos Noem Arenom said...

En el mundo que imagino se cazarán alces en los bosques húmedos de los cañones que rodearán las ruinas del "Rockefeller Center". Se llevarán ropas de cuero que durarán toda la vida. Se trepará por lianas tan gruesas como mi muñeca que envolverán la torre "Sears". Y cuando se mire hacia abajo, se verán pequeñas figuras humanas machacando maíz y secando tiras de carne de venado en el asfalto de alguna gigantesca autopista abandonada.

---------------

In Tyler we trust

creo que tienes razón erick, que nadie venga aca, ya echamos a perder este lugar :(

Michael, the kid said...

Arkos! Eso que dices es otra versión de lo que alguna vez un loco alemán judío dijo: "no sé cómo será la 3a guerra mundial, pero sí la 4a: con arcos y flechas" ... =(

Mike said...

Muy bien escrito Eritzin, lo leo y es casi como si supieras que es lo que pienso. Ojala algún día podamos entender que necesitamos los unos de los otros y que la única forma en la que podemos cambiar las cosas es mediante las acciones personales bien intencionadas.

Hugo serafin said...

Muy bueno me agrada tu reflexión amigo, y es la verdad es algo que en parte hemos pensado muchos, sabemos que vivimos de una manera precaria y queremos que cambie, pero quienes buscan el cambio los atacamos, entonces???

Donde terminara esto, mi interes sociologico es ver y presenciar como evolucionan este tipo de asuntos, pero como persona temo que el vivirlo no sera nada grato.

Michael, the kid said...

Mike, pues sí, lo sabemos todos. Muchos nos movimos en los sucesos recientes pero temo que no logramos mucho. Y no tengo idea de cómo hacer más ni cómo hacer para que mi sueño guajiro se realice.

Michael, the kid said...

Hugo, igual creo que no será nada grato vivir el colapso de toda esta porquería.

Michael, the kid said...

Una opción para evitar toda esa basura es nacer en cuna de oro.

chinolis said...

desgraciadamente ! la triste realidad :(